sábado, 9 de abril de 2011

Mujer en el cosmos



Érase una vez una mujer que no se encontraba a sí misma.

En su interior sólo el blanco y el negro revoloteaban. De su boca surgió un enorme pico con el cual picoteaba todo buscando los colores que se le habían perdido.Presa de su soledad sólo le quedaba esperar que su dualidad volviera a entrar en ella.Y en la quietud del tiempo de manera afable, aquella mujer que estaba de vacaciones en el cosmos volvió a ella nuevamente y transformó el enorme pico en una boca multicolor y nueva. Su esencia se acopló y la naturaleza femenina volvió a cantar su eterna melodía.

4 comentarios:

Ranita Azul dijo...

Una réplica:

Erase el encanto de una mañana
asomado al jardín llamado Tierra,
que quiso hacerse vida en un regazo;
redondez de luna llena preñada
por un ardiente sol en un abrazo.

Un beso amiga.

Ranita

Ethel Saavedra Garcia dijo...

Gracias Ranita... Tus palabras sonun encanto...

Un beso

Ranita Azul dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ranita Azul dijo...

Me las llevo para iniciar un poema... ahora entenderás porque tengo observo, indago y sé coger a tiempo "los hilos de luz"... Seguro que fui hada y lo seré después ... Sería lindo que las niñas de todas ls edades cumplieran sus sueños aún con canas... Donde me incuyo.

Bss.
Ah, (Érase)... ;-)